La aplicación de un nuevo biofertilizante natural evita la contaminación del suelo y reduce el consumo de agua de un 10% a un 15%

El Jardín Artístico Nacional Huerto del Cura de Elche se suma a la agrobiotecnología agrícola. Su principal objetivo es ser cada vez más sostenible para satisfacer las necesidades de las generaciones presentes y futuras, garantizando al mismo tiempo la salud de nuestras aguas, acuíferos y el medio ambiente que nos rodea. Por ello ya está utilizando un nuevo biofertilizante de residuo “0” llamado Bioprón, un sustrato sólido, de fácil aplicación que permite que las bacterias biofertilizantes adheridas sobre la superficie del producto puedan ir liberándose poco a poco. Se trata de un producto no contaminante que se obtiene a través de métodos sostenibles. El uso de este nuevo fertilizante sustituye los seis tratamientos de NPK (600 kg de abonos compuestos por nitrógeno, fósforo y potasio) al año, por solo 100 kg del nuevo Bioprón en dos aplicaciones.

Con este cambio el Huerto del Cura alimenta sus plantas de manera natural, equilibrada y sin perjudicar al medio ambiente. Además, su uso mejora la porosidad del terreno y la eficacia en la absorción de nutrientes, lo que conlleva una reducción en el consumo de agua de un 10% a un 15%.
 
De este modo el Huerto de Cura se sube al tren de la agrobiotecnología, la aplicación de la tecnología que utiliza sistemas biológicos y organismos vivos de residuo “0”. La meta final, promover ecosistemas saludables y apoyar la gestión sostenible de la tierra, el agua y los recursos naturales, a través de la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *