Todos los elementos restaurados, tanto estructurales como de carpintería, proceden de madera de palmera datilera (Phoenix dactylifera)

Después de varios meses de trabajo y dedicación el Jardín Artístico Nacional Huerto del Cura ya cuenta con una restaurada fachada principal de la casa, la cual forma parte del Catálogo de Edificios Protegidos de Elche. Orientada a Levante, las vistosas columnas de tronco de palmera que soportan la terraza superior, se complementan con la serie de viguetas-tronco de palmera del techo, las cuales sujetan a la bóveda del espacio que existe entre las viguetas. Finalmente, y tras la lenta y artesanal restauración de los últimos meses, la puerta principal de entrada al Salón Phoenix y los ventanales laterales, se han forrado también en madera de palmera datilera (Phoenix dactylifera).

Francisco Orts, uno de los propietarios del Huerto del Cura, ha sido el encargado de supervisar de cerca los trabajos. Para realizar la rehabilitación ha respetado, en todo momento, la idea original de su padre Juan Orts de hace más de 80 años, de empezar a utilizar madera de palmera. En relación a esta cuestión ha declarado que “al volver a ver la puerta de entrada a la casa con la cubierta de madera de palmera reformada, he visto un sueño cumplido”. Además, ha destacado la dificultad de combinar los elementos decorativos con su uso estructural en el edificio.

De este modo la fachada de la casa del Huerto del Cura, luce totalmente renovada, pero siguiendo y respetando los criterios que la convierten en un edificio protegido. Las palmeras que son la esencia del jardín, también forman parte del corazón de la casa, de su estructura y de su decoración.

Asimismo, el Jardín Huerto del Cura quiere agradecer al arquitecto Joaquín Guillén Serrano y a Jose’s Carpinteros su colaboración en este proyecto.


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *